jueves, 30 de junio de 2011

INFIERNO (2)


Cualquiera que haya leído las sagradas escrituras con un mínimo de atención tiene que darse cuenta de que el infierno es una parte muy negra de nosotros mismos.
         Días aún más extraños. Ray Loriga

Los tormentos del infierno se encuentran camuflados en la miseria de los días.
         El camino de los Ingleses. Antonio Soler

No es necesario morir para visitar el infierno.
         Soseki. Fernando Sánchez Dragó

El infierno es un lugar muy divertido. Estoy seguro de que te encontrarás allí con un montón de amigos.
         Trece para el Diablo ("Dios, Marilyn, Satán y Osama"). R. A. Mallare

Para el que ha estado en el infierno, la vida cotidiana es la abundancia.
         Instrucciones para salvar el mundo. Rosa Montero

miércoles, 29 de junio de 2011

JUSTICIA


Aterradora ha sido siempre, en todo momento y lugar, la administración de la justicia. Especialmente cuando fes, creencias, supersticiones, razón de Estado o razón de partido la dominan o se insinúan en ella.
         La bruja y el capitán. Leonardo Sciascia

Me preguntaba qué soñaban los componentes de los tribunales y los verdugos.
         En el café de la juventud perdida. Patrick Modiano

De todos modos, la función de la Justicia no era la de descubrir la verdad sino la de imponer el poder del Estado a los ciudadanos.
         Cuestión de fe. Donna Leon

Acabar con los injustos por el bien de la mayoría. ¿Por qué? ¿Y quién es justo?
         El caso Kurílov. Irène Némirovsky

La única, la espantosa realidad... es que no hay justicia en el mundo.
         La mujer justa. Sándor Márai

domingo, 26 de junio de 2011

EX LIBRIS (13)















La familia de Pascual Duarte
Camilo José Cela














La lluvia amarilla
Julio Llamazares















El jinete polaco
Antonio Muñoz Molina



jueves, 23 de junio de 2011

ENAMORARSE


Sólo quien ha estado enamorado sabe lo que el amor regala y quita.
         El corrector. Ricardo Menéndez Salmón

No existe afrodisiaco más fuerte para un hombre que una mujer que no está enamorada.
         La estrella del diablo. Jo Nesbø

Enamorarse es dejarse derrotar al mismo tiempo por la insensatez y por una enfermedad que sólo cura el tiempo.
         La velocidad de la luz. Javier Cercas

No existe afrodisiaco más fuerte para las mujeres que un hombre enamorado.
         La estrella del diabloJo Nesbø

La ruina de una mujer empieza inevitablemente cuando se enamora de un hombre.
         Lo que me queda por vivir. Elvira Lindo

CRÉETELO... O NO (4)


Mafia

Los propios sicilianos, a lo largo de los siglos, quedaron estratificados en tres clases distintas. Estaban los siervos, de quiénes qué se puede decir, la verdad. Luego, los terratenientes, que poseían mansiones en la isla pero iban lo menos posible. Y por último los capataces: una clase de sanguijuelas que, con tal de mantener el ritmo de producción, podían hacer lo que quisieran con los siervos.

Los capataces vivían en las mansiones cuando sus dueños estaban fuera. En la época otomana los llamaban  maifa, que significa «fanfarrones». De ahí vino más adelante el término mafia.

Cuando los sicilianos empezaron a emigrar a Estados Unidos a principios del siglo XX, para dedicarse principalmente a recoger papel de la basura en el Lower East Side de Manhattan, la mafia siguió chupándoles la  sangre.
         Burlando a la Parca. Josh Bazell

martes, 21 de junio de 2011

SUPERSTICIONES


Aliide lo había preparado todo para que nada pudiese salir mal. Había previsto cada movimiento para no confundirse en lo más mínimo: se había levantado de la cama poniendo el pie derecho en el suelo, había cruzado el umbral de la habitación con el mismo pie y también la puerta de entrada; había abierto las puertas con la mano derecha, apresurándose para que no se le adelantara Martin, que era zurdo, y malograse su suerte. Y en cuanto habían llegado a la casa, había corrido en ser la primera para abrir la verja con la mano derecha, lo mismo que la puerta, y entrar con el pie derecho. Todo había salido bien. La primera persona que se había cruzado con el carro de mudanzas había sido un hombre. Buena señal.
         Purga. Sofi Oksanen

NOSTALGIA (2)


¿Se puede tener nostalgia de lo que no se conoce?
         El alfabeto de los pájaros. Nuria Barrios

A pesar de crecer y por mucho que uno mire hacia el futuro, uno crece siempre hacia el pasado, en busca tal vez del primer deslumbramiento.
         El embrujo de Shanghai. Juan Marsé

Jamás conoceré la materia prima de tu nostalgia.
         La escala de los mapas. Belén Gopegui

¿Era razonable sentir nostalgia por un lugar del que había querido marcharme al poco de conocerlo?
         El amigo del desierto. Pablo d'Ors

No es el amor frustrado lo que me llena de nostalgia. Lo que me entristece es rememorar la inocencia que ambos teníamos entonces, la hoja en blanco que constituía nuestra vida, la novedad de nuestros delicados sentimientos, la ignorancia de la maldad, la fe ilimitada en el porvenir. Todo eso no volverá nunca.
         Donde nadie te encuentre. Alicia Giménez Bartlett

miércoles, 15 de junio de 2011

IMAGINACIÓN


Debe empezar por creer en las cosas que no son de este mundo; luego, cuando el mundo se haga demasiado duro para soportarlo, podrá refugiarse en su imaginación.
         Un árbol crece en Brooklyn. Betty Smith

La imaginación puede ser tramposa y fascinante.
         La bicicleta estática ("Papiroflexia"). Sergi Pàmies

Sin duda es una bendición tener una imaginación que siempre te proporciona satisfacciones sin que importe la realidad.
        El pretendiente americano. Mark Twain

¿Por qué la imaginación siempre es mejor que nosotros mismos? 
         El mundo visto desde el cielo. Ángeles Caso

 El poder redentor de la imagimación.
         Solar. Ian McEwan
 

martes, 14 de junio de 2011

lunes, 13 de junio de 2011

ESCRIBIR


Sólo se escriben libros para, más allá del propio aliento, comunicarse con otros seres humanos, y así defenderse de la otra cara implacable de la vida: la fugacidad y el olvido.
         Sueños olvidados y otros relatos (Mendel, el de los libros"). Stefan
         Zweig

Escribir significa avanzar palabra tras palabra por un hilo de belleza, el hilo de un poema, de una obra, de una historia estampada en un papel de seda. Escribir significa avanzar paso a paso, página tras página, por el camino del libro.
         Nieve. Maxence Fermine

Nada se debe escribir una sola vez.
         Manual de pintura y caligrafía. José Saramago

Primera regla de la literatura: la de escribir por necesidad.
         Escribir es vivir. José Luis Sampedro - Olga Lucas

Cuando un escritor se encierra a trabajar en soledad  está poniendo consciente o inconscientemente una gran fe en la humanidad, porque él cree que todos los seres humanos se parecen y por tanto deben llevar dentro de sí heridas similares y lo comprenderán.
         Perder teorías. Enrique Vila-Matas

viernes, 10 de junio de 2011

EL SILENCIO DE DIOS


Si Dios existe, si en la naturaleza hay ley, los hombres deberían poder elegir su muerte. El momento y la causa. Si no es así, entonces no hay ley, ni Dios, sólo existe el azar, la fortuna o la desgracia.
         El final del cielo. Alejandro Gándara

Dime, ¿por qué se mueren los niños inocentes? ¿Has pensado alguna vez en eso? Yo mucho, muchas veces. Pero Dios no responde a este tipo de preguntas.
         La mujer justa. Sándor Márai

Nada tan portentoso y melancólico como el silencio de los dioses, que siempre tiene la resonancia de los acantilados abruptos, de las montañas inaccesibles, de los abismos cerrados de la noche, porque resulta terrible pensar que hay otro mundo y que el hombre tiene acceso a ese otro mundo.
         Paradoja del interventor. Gonzalo Hidalgo Bayal

Si hubiese justicia, cada persona tendría una vida completa, un triunfo, un amor, una compañía y una buena muerte. Pero no la hay, y la mayoría muere sin comprender siquiera para qué ha nacido.
         El otro mundo. Horacio Vázquez-Rial

¿Dónde está ese Dios del que hablas? ¿Crees que una inteligencia compasiva aniquilaría a bebés haciéndolos morir de hambre y se quedaría mirando cómo la buena gente grita y arde y sangra a cada segundo del día y la noche? No hay ningún Dios.
         Vernon Dios Little. DBC Pierre (Peter Warren Finley)

martes, 7 de junio de 2011

SUEÑOS (2)


Ningún lago en todo el Cielo es tan grande y tan profundo como el lago de los sueños de cada ser humano.
         El maestro de Feng Shui. Nury Vittachi

Como sabe un lector normal, sano y neurótico, uno de los mayores placeres de la vida es soñar despierto.
         El hombre de los dados. Luke Rhinehart

Los sueños, al contarlos, si no estamos a su altura, revelan además de nuestra vanidad, nuestra frustración más recóndita.
         El oficinista. Guillermo Saccomanno

Se llora cuando las cosas que una sueña se realizan.
         Son de mar. Manuel Vicent

En los sueños no hay puertas cerradas con llave.
         La luz del día. Graham Swift

FE


La necesidad de Dios es una realidad eterna que nunca ha tenido nada que ver con la inteligencia.
         Brillante como una cacerola ("La existencia de Dios"). Amèlie Nothomb

Desconfía de las conclusiones ilógicas y prematuras, de lo que te parezca insignificante y cuando te sorprendas pensando que la meta final de la existencia es la nada. El nihilismo sin fundamento no es más que un sentimentalismo absurdo.
         El invierno de aquel año ("El estuario"). Yi Mun-Yol

La fe es nuestra única ancla.
         Drácula. Bram Stoker

Soy un convencido de que es la fe y no el Dios lo que importa.
         El arte de la resurrección. Hernán Rivera Letelier

Siempre desconfió la Santa Madre Iglesia de los artistas, y con razón, pues en ellos anida siempre una amenaza para la Fe.
         Trece campanadas. Suso de Toro

viernes, 3 de junio de 2011

SUERTE


El mundo no es de los que se lo sudan, sino de los que gozan del favor de la ruleta.
         El lejano país de los estanques. Lorenzo Silva

Era una de esas personas que le tienen miedo a la suerte.
         Los libros arden mal. Manuel Rivas

Aquel que una vez ha sido duramente maltratado por la suerte, será susceptible para siempre.
         La impaciencia del corazón. Stefan Zweig

Sé por experiencia que una vez que la mala suerte se ceba en un hombre continúa haciéndolo.
         Viajeros ingleses. Matthew Kneale

Sabes muy bien que en este mundo  no hay nada que dé mala suerte. Ni buena. Ni los números, ni los árboles, ni las estrellas, en las que no hay nada escrito (...) Ni los números, ni los árboles, ni las estrellas, en las que tan sólo puedes leer lo que tú mismo sueñas, lo que estás deseando que ocurra, aun cuando no hagas ningún esfuerzo por conseguirlo.
         Los pozos de la nieve. Berta Vias Mahou

miércoles, 1 de junio de 2011

EX LIBRIS (11)















La elegancia del erizo
Muriel Barbery














El mundo
Juan José Millás
















La conjura contra América
Philip Roth