viernes, 29 de julio de 2011

EX LIBRIS (16)









Los gozos y las sombras
1. El señor llega
Gonzalo Torrente Ballester






Los gozos y las sombras
2. Donde da la vuelta el aire
Gonzalo Torrente Ballester







Los gozos y las sombras
3. La Pascua triste
Gonzalo Torrente Ballester

CARPE DIEM


Cuando te llegue el momento aprovéchalo, porque lo que pasó, pasó y nunca más volvió.
         El secreto del Bosque Viejo. Dino Buzzati

Arranca una flor mientras puedas,
o sólo te quedarán los tallos desnudos.
         Seda roja. Qiu Xiaolong

Se dio cuenta de que, poco a poco, había aplazado para la vejez, para «cuando tuviera tiempo», lo que hace agradable la vida de los hombres.
         Vuelo nocturnoAntoine de Saint-Exupéry

Aunque te arrojen a la más profunda desgracia, recuerda que tienes los días contados sobre esta tierra y que más vale disfrutar de los que te quedan.
         Beatriz y Virgilio. Yann Martel

Aprovecho la ocasión de ser feliz hoy, pues mañana quizá ya no tendré fuerzas para ello.
         RubaiyatOmar Khayyâm

jueves, 28 de julio de 2011

CRÉETELO... O NO (5)


Martini seco

6 medidas de gin
1 medida de vermut blanco seco
Aceitunas de coctel
Cubos de hielo

Mezcle las bebidas con el hielo en el vaso mezclador, agitándolo para escarchar. Sirva en una copa de coctel. Adorne con una aceituna en palillo. Bébalo mientras oye a Frank Sinatra cantando Witchcraft.

El origen del martini es incierto. Se creó en 1870 en California. Para algunos se inventó en San Francisco y su autor habría sido un cantinero llamado Martínez. Para otros nació en la ciudad de Martínez. De ahí su distintivo nombre. Al principio era más dulce, con medidas iguales en sus componentes. Se volvió popular en la época de la prohibición debido a la facilidad para destilar ginebra.
A más seco, menos vermut. Winstom Churchill opinaba que sólo una mirada a la botella de vermut era suficiente. La aceituna le da el toque final. Quizás sólo sea un adorno, pero para los mixólogos, los alquimistas modernos, es la que absorbe los malos espíritus del gin.
Es el coctel más reconocido del mundo. Norteamericano por excelencia, símbolo de fiesta, estilo y clase, ha sido la bebida preferida de famosos, escritores y presidentes: desde Raymond Chandler, Dorothy Parker, Franklin Delano Roosevelt y John F. Kennedy hasta Luis Buñuel o Humphrey Bogart. Algunos le llaman con el elegante nombre de silver bullet. Su misma simplicidad es lo que lo vuelve maravilloso: sólo se necesitan dos ingredientes para crear algo tan sublime.
A la última toma del día en el set de filmación se le conoce como martini shoot.
         Trago amargo. Francisco Gerardo Haghenbeck



lunes, 25 de julio de 2011

SENTIDO DE LA VIDA


Estoy aquí sentado, escribiendo en mi mesa, con mi bolígrafo en al mano, etc., y súbitamente cae sobre mi el misterio del universo y me detengo, tiemblo, siento pánico. Siento el deseo de dejar de sentir, de matarme, de aplastar mi cabeza contra la pared.
         Diarios. Fernando Pessoa

Por fin comprendía que se nace para vivir, para nada más. Que vivir es la principal tarea y que, para llevarla a cabo, no es preciso desarrollar ninguna actividad en particular.
         El amigo del desiertoPablo d'Ors

¿Durante cuánto tiempo podía mirar el subir y bajar de la marea sin recordar, como le sucedería a cualquiera que se sumiera en una ensoñación ante el mar, que la vida le había sido dada, como a todo el mundo, al azar, de una manera fortuita, pero una sola vez y sin ninguna razón conocida o conocible?
         Elegía. Philip Roth

Si es tan fácil morir, es porque la muerte no tiene ningún sentido –chillaba–. Y si la muerte no tiene ningún sentido, es porque la vida tampoco lo tiene. ¡Pero que os divirtáis!
         Nada. Janne Teller

Tuvo la decepcionante sensación de que el mundo existía sin ningún objetivo. La vida seguía su curso, inane, sin designio alguno, cumpliendo sus ciclos como un mecanismo que nada significaba.
         Tan cerca del aire. Gustavo Martín Garzo

VEJEZ (2)


Como a un viejo, le preocupaba el pasado, no el futuro.
         El hombre del traje gris. Sloan Wilson

Si me preguntaran qué es la vejez, diría: es el tiempo en el que no hay tiempo.
         El viejo. Iuri Trifonov

Abriendo bien los ojos al mundo. Escuchando, observando, olfateando. Así es también como no se envejece. Envejecemos cuando nos encerramos, cuando nos negamos a ver, a oír o a respirar.
         El vals lento de las tortugas. Katherine Pancol

Soy viejo ya. Eso no hay quien me lo quite. Cuéntale a los chavales lo dura que es la vejez, que ni caso, ellos venga a hacerse mayores.
         Quién fuera Dios. Tibor Fischer

Mamá y yo vimos una película estupenda ayer. [...] No, no recuerdo cómo se llamaba. Iba de un tío o... no. Espera... Mierda, odio envejecer.
         Las chorradas de mi padre. Justin Halpern

viernes, 22 de julio de 2011

HOMBRES


Ningún hombre puede escapar a su condición, Elenita, ninguno.
Mejor que lo aprendas desde ya, cielo. Así sufrirás menos. No hay demasiada diferencia entre un hombre y una rata. Tal vez te cueste creerlo en un principio, porque ellos, los muy ladinos, saben disimularlo. Nada más te conviertas en la hermosa muchachita que tus rasgos prometen te asediarán ejércitos de ellos, ocultando su naturaleza de sabandijas bajo sonrisas baratas y regalos caros. Pero una vez obtengan lo que quieren, comprobarás cómo los más se abandonarán a la inercia, y los menos ni se molestarán en seguir con la farsa aunque sea cansinamente, sino que se arrancarán la máscara y se mostrarán ante ti sin truco ni cartón, egoístas, insensibles, pero sobre todo infieles.
         El menor espectáculo del mundo ("El valiente anestesista"). Félix J. 
         Palma

lunes, 18 de julio de 2011

DIOS


Un hombre se ve acosado por muchos impulsos a la vez. Intenta luchar con todas sus fuerzas contra su destino, o su suerte. Y quizá una de las formas de conseguirlo, aquello que le da fuerzas y libertad, reciba el nombre de Dios.
         El mar y veneno. Shusaku Endo

Empecé a leer aquellos libros, sentado en la escalerilla, donde entraba la luz. La Biblia no, Dios me causaba impresión.
         El día antes de la felicidad. Erri De Luca

Una decisión que era como apostar a la existencia de Dios.
         Indigno de ser humanoOsamu Dazai

Creer en Dios no es creer en Dios, es no poder no creer en Él.
         Escolios a un texto implícito. Nicolás Gómez Dávila

Un Dios capaz de inventar el infierno no merece nuestro respeto.
         Cuadernos de Lanzarote I (1993/1995)José Saramago

viernes, 15 de julio de 2011

INFANCIA (3)


El corazón humano lo ha experimentado todo antes de poder andar.
         Muerte de un superhéroe. Anthony McCarten

Empezó a darle a veces por pensar en su infancia. Instantes de felicidad reunidos en unos pocos episodios, siempre los mismos.
         La delicadeza. David Foenkinos

Las fiestas de cumpleaños eran una práctica inofensiva para renovar cada año el pacto con la infancia.
         La importancia de los peces fluorescentes. Almudena Solana

La sed que nos atormenta en la infancia permanecerá incólume hasta el final de la vida sea cual sea el rumbo que hayamos seguido para saciarla, sea cual sea el agua que hayamos bebido en el camino.
         Azul. Rosa Regás

Las heridas de la niñez nunca se curan.
         El lamento del perezoso. Sam Savage

miércoles, 13 de julio de 2011

TRADICIONES

Librarse de la muerte

La muerte nunca estuvo vagando más de un día por el pueblo. Cuando alguien moría, la noticia pasaba, de vecino en vecino, hasta el final del pueblo y el último en saberlo salía hasta el camino para contárselo a una piedra. Era el único modo de librarse de la muerte. La única esperanza, cuando menos, de que, un día, andando el tiempo, su flujo inagotable pasara a algún viajero que, al cruzar por el camino, cogiera, sin saberlo, aquella piedra.
         La lluvia amarilla. Julio Llamazares






lunes, 11 de julio de 2011

PODER (2)


Todo lo que no es poder es ilusión.
         Crónicas perdidas. Alfredo Bryce Echenique

Escupiré siempre en la jeta y en las palabras de los poderosos, porque esa es la gente que alfombra de cadáveres su camino hacia el triunfo y su cacareado amor a la patria.
         Rabos de lagartija. Juan Marsé

El poder de verdad es opaco. No está en el escaparate. El poder es para obtener poder, no para obtener dinero. Ni vanidad. Es para obtener poder. El poder es un fin en sí mismo.
         Grúas asesinas. Antonio Martínez

Es imposible no preguntarse por la monstruosidad del poder, por la facilidad con que los hombres aceptan su esclavitud, por la falta de dignidad que permite su sumisión en condiciones infrahumanas.
         Apuntes de La Habana. Agustín García Simón

Llegó a la conclusión de que se puede, en el mejor de los casos, gobernar sin crímenes, pero jamás sin injusticias.
         La Hermandad de la Buena Suerte. Fernando Savater

sábado, 9 de julio de 2011

POBREZA


La miseria nos une mucho. No hay cosa que junte más a la gente que la miseria.
         La mula. Juan Eslava Galán

Los pobres son muy previsibles, siento decirlo, y la previsibilidad es uno de los grandes defectos de la raza humana. De hecho, me atrevería a decir que uno de los motivos de que los pobres sean pobres y no dejen de serlo es que se conducen de un modo absolutamente previsible. Sólo el hombre que se libera del sendero trillado tiene la posibilidad de mejorar sus circunstancias. De lo contrario, uno es como un buey arrastrando un arado siempre por el mismo surco, año sí, año no.
         El maestro del Feng Shui. Nury Vittachi

La pobreza fue siempre su fiel compañera.
         El expediente de Josef Kalteis. Andrea Maria Schenkel

También puede haber tesoros en la casa de un pobre.
         Antes del futuro imperfecto ("El sillón"). Medardo Fraile

La desolada tristeza de la pobreza.
         Sunset Park. Paul Auster

viernes, 8 de julio de 2011

EX LIBRIS (14)
















En las nubes
Ian McEwan







Hoy caviar, mañana sardinas
Carmen Posadas
Gervasio Posadas









Estupor y temblores
Amélie Nothomb



INFIDELIDAD


No le había sido infiel porque careciera de nada, sino por ese derroche de amor, de curiosidad y admiración con el que se enfrentaba a todo, a los niños y a los animales, a la naturaleza, a su trabajo, al mundo entero.
         Los voladores ("La carta"). Peter Stamm

Una mujer nota si el marido la engaña, créeme.
         El primer caso del peluquero. Christian Schünemann

– Pero ¿el marido estaba al corriente de los hechos?
– Los cornudos son los últimos en enterarse.
         La Nochevieja de Montalbano. Andrea Camilleri

La infidelidad pierde parte de su indudable importancia por el enorme parecido que tiene con una travesura menor.
         La historia del silencio. Pedro Zarraluki

La infidelidad pone un velo en los ojos, otro olor en el cuerpo, un pozo de silencio.
         El porvenir de mi pasado. Mario Benedetti

lunes, 4 de julio de 2011

LEYENDAS (2)

Unicornios

La figura de un unicornio, ese animal huidizo, al que sólo se puede cazar ofreciéndole una joven doncella, pura y casta. Cuando el unicornio percibe el olor de la virgen, se acerca, le besa el pecho y se duerme a sus pies, buscándose así la muerte, pero si la doncella no es virgen, el unicornio mata a la joven corrupta e impura, para luego volver a limar y afilar su cuerno contra las piedras, como lo haría un carnicero con su cuchillo.
         Leo en la cama. (Berta Vias Mahou)


viernes, 1 de julio de 2011

FUGACIDAD


¿Qué nos queda cuándo todo es ceniza?
         Tristano muere. Antonio Tabucchi

Todo empieza sólo para acabar. En el mismo instante en que nacéis empezáis ya a morir. Y así ocurre con todo.
         Nada. Janne Teller

Aguarda la salida de los niños del colegio, el mundo nuevo, las voces que continuarán cuando su armónica haya enmudecido. La vida sin él está ya en camino.
         El peso de la mariposa. Erri De Luca

¿Para qué vivimos si el viento que sigue a nuestro zapato ya borra nuestra última huella?
         Sueños olvidados y otros relatos ("Mendel, el de los libros"). Stefan
         Zweig

Tú y yo. Y, de pronto, todo habrá pasado.
         Zapatos italianos. Henning Mankell