sábado, 31 de diciembre de 2011

DESTINO


¿Y quién no desea conocer su historia, que luego, para tranquilizarse –o, a la inversa, para inquietarse– llamará destino?
         Liquidación. Imre Kertész

En la vida sólo hay una pregunta que merezca la pena hacerse: ¿está todo escrito o no? ¿Hay algo que yo pueda hacer para cambiar mi suerte o debería darme por vencido ahora mismo?
         Quién fuera Dios. Tibor Fischer

¿Cómo podré urdir el destino sin conocer ni dominar los hilos?
         El Ángel de la Ventana de Occidente. Gustav Meyrink

El destino puede extraviarse por el camino, no es algo seguro que tenga que ocurrir a la fuerza. El destino es una rareza.
         El día antes de la felicidad. Erri De Luca

Hay que ayudar al destino.
         El primer caso del peluquero. Christian Schünemann

viernes, 30 de diciembre de 2011

VEJEZ (3)


Era un viejo y su vida un purgatorio.
         Que empiece la fiesta. Niccolo Ammaniti

No digo que antes haya sido mejor persona, pero lo de envejecer no es nada divertido.
         Los voladores ("En la vejez"). Peter Stamm

Los viejos tenían prioridad, por supuesto. Les quedaba menos tiempo. Estaban casi muertos.
         Solar. Ian McEwan

Esto es una señal evidente de vejez. La señal de que sus células cerebrales se desintegran cada vez a mayor velocidad. El primer síntoma es la pérdida de memoria, ¿lo sabe? ¿Todavía no le ha ocurrido que hace una cosa y, un instante después, olvida que lo ha hecho?
         La pista de arena. Andrea Camilleri

Un día te despiertas y eres un viejo. Y no puedes entender lo que ha pasado. Cómo se fue todo tan deprisa.
         Lágrimas en la lluvia. Rosa Montero

lunes, 26 de diciembre de 2011

MENTIRA


Uno miente para sobrevivir.
         Leo en la cama. Berta Vias-Mahou

Una mentira sin elegancia es una chapuza o una grosería.
         Crucero de otoño. Luis del Val

No hagas preguntas y no te dirán mentiras.
         El daño oculto. James Stern

Las mentiras piadosas no son verdaderas mentiras.
         Cómo me quedé calvo. Arnon Grunberg

El engaño a uno mismo es la mentira más complaciente. Es el remedio universal para todos los padecimientos, pues puede curar incluso las heridas metafísicas.
         La muerte del adversario. Hans Keilson

miércoles, 21 de diciembre de 2011

CRÉETELO... O NO (7)


Distribución de las habitaciones

Había leído, no recordaba dónde, un artículo en el que se afirmaba que la ubicación de las distintas habitaciones de una casa respondía a la atávica percepción del peligro. Las habitaciones en las que las personas estaban más indefensas se encontraban en el lugar más alejado de la entrada, que era donde estaba la amenaza. Por consiguiente, los dormitorios se situaban en la parte trasera o en el primer piso de la vivienda, lo que obligaría al intruso a abrirse paso, con la espada o la tranca, a través de posiciones mejor defendidas, con lo que daría al dueño tiempo para escapar o aprestarse a la defensa.
         Cuestión de fe. Donna Leon






viernes, 16 de diciembre de 2011

VIUDOS


¿Quién tiene más necesidad de compañía que un viudo?
         El ángel de la guardaFleur Jaeggy

No hay mujer, por perversa que haya sido, que no se merezca varios años de viudez.
         Maridos ("El reino de los perros")Ángeles Mastretta

A la muerte de mi madre, aquella viudez temprana le confirió a mi padre un prestigio social que no hubiese alcanzado en el caso de haber mediado entre ellos un divorcio. Era un mejor partido gracias a la pena añadida.
         Cuentos completos (El perro del matrimonio, "Trasmundo")Amy 
         Hempel

No hay hombre por bueno que haya sido que no merezca unos años de viudez.
         Maridos ("El reino de los perros")Ángeles Mastretta

¡Pensar que enviudó tan joven, que su resplandeciente hermosura estaba escondida y que debía pasar las noches sola, llorando lastimeramente! Dicen que una flor escondida en la montaña exhala un perfume más rico que el de una flor cultivada en un jardín.
         El cuento de un hombre ciegoJunichir­­­­ō Tanizaki

miércoles, 14 de diciembre de 2011

EX LIBRIS (23)












Aníbal
Gisbert Haefs


 


El león de ojos árabes
Antonio Cavanillas de Blas



 








Pompeya
Robert Harris


martes, 13 de diciembre de 2011

ODIO (2)


El odio no cesaba de latir despiadadamente.
         Una esposa de fiar. Robert Goolrick

En el odio se había criado, recreado, protegido. El odio le había dado fuerzas para resistir, hasta convertirse en su religión.
        Que empiece la fiesta. Niccolò Ammaniti

En algún recóndito lugar de su cerebro se abrían las compuertas del odio y las venas se le anegaban de ese veneno espeso.
        Lágrimas en la lluvia. Rosa Montero 

Odio el odio y, sin embargo, lo experimento. Conozco ese veneno que se inocula en la sangre a través de una mordedura y que te infecta hasta el tuétano.
         Viaje de invierno. Amelie Nothomb

El odio puede ser fuente de energía sólo por un tiempo limitado. Nos infunde la ilusión de ser fuertes pero, ante todo, es un parásito que nos devora.
          Zapatos italianos. Henning Mankell

miércoles, 7 de diciembre de 2011

ARMAS


Tampoco la arredraba la visión de las armas. Dijo que le parecían «amenazantes y hermosas». 
         Un matrimonio feliz. Rafael Yglesias

Nunca digas que lo sientes y, al hacerlo escondas las manos en los bolsillos del pantalón. Todos queremos ver las armas con las que nos hieren.
         Sorry. Zoran Drvenkar

Nada abriga más que un arma de fuego.
        Besos de fogueo ("El último sacramento"). Montero Glez

¿También nuestras armas, bendecidas por los obispos, las carga el Maligno?
        Caligrafía de los sueños. Juan Marsé

¡Nunca contéis con quien ha conocido el placer de las armas!
        La piedra de la paciencia. Atiq Rahimi 
 

lunes, 5 de diciembre de 2011

SUICIDIO (2)


A quien se suicida no se le puede acusar, sólo compadecer.
         El fin de semana. Bernhard Schlink

-¿Por qué se quitó la vida?
-¿Por qué lo hace quien lo hace? Eso no se sabe nunca.
         El lémur. Benjamin Black (John Banville)

Vengo de una estirpe de suicidas, decido libremente el fin de mis días porque soy un anarquista.
         La sombra de lo que fuimos. Luis Sepúlveda

Es fácil morir
la vida es un gran campo de concentración
instalado por Dios en la Tierra para los hombres
y éstos lo desarrollaron para convertirlo
en campo de exterminio para los hombres
Suicidarse es tanto como
engañar a los  vigilantes.
         Liquidación. Imre Kertész

Era una estupidez suicidarse  cuando era tan fácil morirse.
         El esnobismo de las golondrinas. Mauricio Wiesenthal

viernes, 2 de diciembre de 2011

EL CINE


¡Cómo me gusta ver los tráilers de las películas que no voy a ver jamás!, lo sé porque la historia está bien reflejada y es tan coherente en un minuto que la película debe ser pura bazofia.
         Matando dinosaurios con tirachinas. Pedro Maestre

El cine es tan evidente -decía-. Lo tienes todo ahí delante, como si fueras incapaz de imaginarte nada.
          Para amantes y ladrones. Pedro Zarraluki

El cinematógrafo es precisamente todo lo contrario de la intelectualidad. ¡Se trata del medio de comunicación antiintelectual por excelencia! ¡El cine es la imagen en libertad! ¡No se ocupa de la inteligencia ni de la comprensión! ¡Va directamente al instinto!
          Todo lo que se llevó el diablo. Javier Pérez Andújar

En el origen de cada desilusión hay siempre una ilusión y cuántas ilusiones no nacen de un pequeño huevo puesto en nuestra imaginación por las películas, queridas películas.
          Trece campanadas. Suso de Toro

Las películas son la materia prima de los juegos.
          La bicicleta estática ("El mapa de la curiosidad"). Sergi Pàmies