martes, 27 de marzo de 2012

TRISTEZA (3)


Además de acordarte y sonreír, una parte de ti seguirá triste. Algunas cosas duelen y no se pasan. Tendrás treinta y cincuenta años, y una parte de ti seguirá estando triste por los días en que no pudiste ser la reina de una fiesta, o por otros motivos que ahora no sabemos. Y aunque tu novio de ese momento te abrace muy fuerte, notarás que tu pena sigue. Hay una parte donde nunca nos abrazan. Aunque nos quieran muchísimo. Esa parte está ahí, esa pena. Y nadie llega a tocarla nunca.
         Deseo de ser punk. Belén Gopegui

Estoy bastante hecho a la tristeza.
         Zapatos italianos. Hennig Mankell

Hablo para huir de la tristeza.
         El jardín dorado. Gustavo Martín Garzo

Y yo quisiera añadir que la tristeza se acumula. La tristeza se canjea por una tristeza cada vez mayor.
         Monógamo. Arnon Grunberg

La tristeza de lo inevitable: se trataba claramente de un hombre acabado.
         El mapa y el territorio. Michel Houellebecq



domingo, 25 de marzo de 2012

jueves, 22 de marzo de 2012

TIEMPO (2)


Nos tranquiliza creer que las grandes decisiones se toman poco a poco, se gestan con el tiempo. Pero el tiempo no gesta nada. Solo erosiona, resta, rompe.
         Hacerse el muerto ("Después de Elena"). Andrés Neuman

Dejó pasar lentamente el tiempo, el tiempo maravilloso, que se agranda de hora en hora, engullendo sin pausa la vida, y acumula con paciencia los años, volviéndose cada vez más inmenso.
         El secreto del Bosque Viejo. Dino Buzzati

El tiempo y la tanquilidad, la paciencia del tiempo, pudo más que la cólera instantánea de un terremoto.
         Papá murió hoy. Telmo Herrera

¿Quién puede con el tiempo? Es como el agua: humedece, pero desgasta.
         Maridos ("La emperatriz merluza"). Ángeles Mastretta

La gente le había dicho: «El tiempo lo cura todo», pero él se había dado cuenta de que el tiempo no lo curaba todo, el tiempo sólo lo erosionaba y lo confundía todo.
         Lo que perdimos. Catherine O`Flynn

lunes, 19 de marzo de 2012

SUERTE (2)


La suerte es el lugar en el que la preparación encuentra su oportunidad.
         Cuentos completos (Razones para vivir, "Celia ha vuelto"). Amy Hempel

La suerte no se puede cambiar, o existe o no existe, y si existe no hay manera de cambiarla, y si no existe somos como pájaros en una tormenta de arena, solo que no nos damos cuenta.
         Una novelita lumpen. Roberto Bolaño

Era la mala suerte. Simplemente eso. La vida los había derribado y ya nada podría enderezarlos.
         La puerta de los infiernos. Laurent Gaudé

Yo nunca he tenido suerte en la vida, es verdad. Nací sin ella.
         Azul ruso ("Piroquinesis"). Patricia Esteban Erlés

Suerte. Todo es cuestión de suerte. Sin suerte no se puede cruzar la calle. Ni salir de la cama se puede, y si no estáis de acuerdo, esperad y veréis. Todo es cuestión de suerte, y si tenéis mala suerte, no hay nada que puedas hacer al respecto.
         Quién fuera Dios. Tibor Fischer

miércoles, 14 de marzo de 2012

SUPERSTICIONES (2)


La Noche de San Juan

De siempre he oído que esta noche de San Juan, que es la más corta del año, posee una gracia especial, que el fuego ahuyenta los malos espíritus y el agua purifica. ¡Vaya usted a saber! La abuela decía que si te lavas en el río o en una fuente del campo antes de la salida del sol, estarás sano todo el año. Las plantas y las flores cubiertas de rocío recogidas antes de que les dé el sol, tienen hoy la virtud de curar las enfermedades. Con la flor del saúco y del romero se hacen sahumerios en invierno contra el constipado, y la flor de malva, una vez cocida, alivia el dolor de muelas. Aseguraba también la abuela que el que vea florecer a las doce en punto el helecho o la hierbabuena será afortunado todo el año, tanto como si encuentra un trébol de cuatro hojas. No digamos si da con la verbena, planta sagrada donde las haya. Y hasta dicen -añadió el buhonero bajando la voz y mirando con picardía de reojo al muchacho- que esta noche es más fácil enamorarse.
         Leyendas de la AlcaramaAbel Hernández



        

domingo, 11 de marzo de 2012

DINERO (2)


Es alucinante cómo, al final, todo se reduce al dinero. Nunca se tiene el suficiente.
          Asesinato en Montmartre. Cara Black

Dicen que el dinero nunca apesta, pero lo cierto es que apesta, y hace que apeste quienes se lo echan encima.
         El día antes de la felicidad. Erri De Luca

Al olor del dinero los muertos resucitan.
         Apuntes de medicina interna. José Manuel de la Huerga

El dinero –pensó– te hace libre e independiente; te permite mandar al diablo al resto de la humanidad. Eso es su único valor.
         Noche en Bombay. Louis Bromfield

Si les preguntas, te contestan que las inversiones son del todo seguras. Tú sabes que no lo son, pero optas por creerles. Porque el dinero es dulce.
         Con el agua al cuello. Petros Márkaris

sábado, 10 de marzo de 2012

POESÍA (2)


La poesía nos acosa en los momentos más inesperados.
          El ruido de las cosas al caer. Juan Gabriel Vásquez

Soy un poeta impulsado por la filosofía, no un filósofo con cualidades poéticas. Me fascina observar la belleza de las cosas y dibujar lo imperceptible, lo minúsculo, que define el alma poética del universo.
          Diarios. Fernando Pessoa

La poesía del mal.
          El ángel de la guarda. Jaeggy

La poesía está conectada con los dioses, no dudo que es un arte divino y superior que nunca me atreveré a mancillar.
          Perder teorías. Enrique Vila-Matas

Lo más difícil, para el poeta, es permanecer constantemente en ese hilo que es la escritura, vivir cada momento de su vida a la altura del sueño, no bajar nunca, siquiera un instante, de la cuerda de su imaginación.
         Nieve. Maxence Fermine

jueves, 8 de marzo de 2012

miércoles, 7 de marzo de 2012

ALCOHOL (2)


Levantó la botella y bebió, cerrando los ojos mientras lo hacía. El güisqui ardía y eso era bueno. Que quemara y acabara con la amargura. El calor fue arrastrándose por su garganta y explotó en su estómago. Tal vez otro trago quemaría el sabor del miedo.
          Psicosis. Robert Bloch

¿Dónde se refugia un alcohólico en rehabilitación cuando la sed ataca sin avisar?
         Todo el amor y casi toda la muerte. Fernando Marías

Adoro estar borracha –anunció ella–. Se me da bien.
          Inquietud. Julia Leigh

Y cuando aquel pidió su whisky se atrevió a preguntarle si ese era su desayuno habitual.
– A esta hora de la mañana no me apetece ninguna otra cosa –dijo. Explicó que el vino lo dejaba para el mediodía, la ginebra para la tarde y el vodka para la noche, porque con la bebida era bueno no caer en excesos.
        Agujeros negros ("Rojo satén"). Lázaro Covadlo

– ¿Bebe usted? –preguntó Stark haciendo una seña al camarero.
– Sólo los días terminados en número. Creo que hoy es uno de esos.
         Trago amargo. Francisco Gerardo Haghenbeck

martes, 6 de marzo de 2012

PALABRAS


Las palabras que más hieren son las certeras, las que se clavan en el fondo de la verdad.
         Crucero de otoño. Luis del Val

Nada tan vertiginoso como una palabra tirándose al vacío por el tobogán de una lengua elocuente. Sale de los labios irreversible.
         El perro que comía silencio ("Sueño o página"). Isabel Mellado 

Hay palabras que son como disparos de mortero, como los hachazos con que los leñadores seccionan los troncos, palabras que una vez pronunciadas ya nada puede hacerse para remediar su daño, cuya huella durará para siempre en el corazón de quien las escucha.
         La vida nueva. Gustavo Martín Garzo

Hay que hacer todo lo posible por no herir a nadie con los latigazos de las palabras.
         Humo. Francisco Javier Martín Abril 

Las palabras caen o salen flotando y no hay quien las pare. 
         Los enamoramientos. Javier Marías