miércoles, 31 de octubre de 2012

CARPE DIEM (2)


Apreciar todo lo que la vida te ofrece, sacarle partido al «ahora», porque todo cambia, y a veces no para bien.
         Juegos de familiaIain Banks

¿Por qué no reconocer de inmediato que nada importa y disfrutar de la nada presente?
         NadaJanne Teller

Disfruta como un cerdo mientras puedas.
         Quién fuera Dios. Tibor Fischer

Oh, pobre su sueño. Oh, pobres cincuenta años de trabajo monótono con la recompensa aplazada. Oh, esa pobre vida apagada cumplidora y falta de imaginación y nada atractiva que se suponía que iría madurando como un bono del Tesoro.
         El pájaro espectador. Wallace Stegner

Se pregunta si vale la pena tener esperanza en el porvenir cuando no hay futuro, y de ahora en adelante, dice para sí, dejará de tener esperanza en nada y vivirá exclusivamente para hoy mismo, para este momento, este instante fugaz, el ahora que está aquí y ya no está, el momento que se ha ido para siempre.
         Sunset ParkPaul Auster

miércoles, 24 de octubre de 2012

ESTUPIDEZ (2)


Lo que empiezo a pensar es que en este mundo quizás solamente los tontos están a salvo, los que andan con el rebaño y no se plantean cada pequeño detalle.
         Vernon Dios LittleDBC Pierre (Peter Warren Finley)

Una de las leyes sicológicas más certeras del póquer es que si en una partida no has descubierto todavía quién es el tonto, es que ése eres tú.
         La soledad del ángel de la guardaRaúl Guerra Garrido

Si bien la astucia, la fuerza y la inteligencia se podían vencer con las mismas armas, la idiotez no tenía mayor enemigo que ella misma.
         La acabadora. Michela Murgia

Si no sabes quién es cabeza de turco cuando estás con más tíos en una sala, es que eres tú.
         El lémurBenjamin Black (John Banville)

Nunca falta la gente que se deja engañar.
         Cuestión de fe. Donna Leon

lunes, 22 de octubre de 2012

EX LIBRIS (39)















Drácula
Bram Stoker










Antología de la literatura fantástica
Jorge Luis Borges
Adolfo Bioy Casares
Silvina Ocampo
(eds.)
















Psicosis
Robert Bloch

jueves, 18 de octubre de 2012

JUVENTUD (2)


Fuerza y juventud, qué duda cabe.
         Diarios. Fernando Pessoa

Eran jóvenes y afortunados y fuertes: ¿de qué tenían que preocuparse? Si no les gustaban las consecuencias, podían dar marcha atrás y volver a empezar.
         El tiempo es un canallaJennifer Egan

La petulancia idiota de la juventud.
         Niños feroces. Lorenzo Silva

Me impulsaba todavía la euforia de la última juventud, transición dorada que mueve la fortuna con el empuje vehemente de la  edad, arrebato de la fuerza placentera y sobrada.
         Valcarlos. Agustín García Simón

Uno se siente siempre más joven  de lo que es.
       El cielo a medio hacer (Visión de la memoria)Tomas Tranströmer

martes, 16 de octubre de 2012

EL MAR (3)


¿Sabes que el mar se mueve más cuanto más de tierra adentro eres?
         Yo confieso. Jaume Cabré

Lo cierto es que si no fuera porque está escrito en la Biblia, me sentiría más inclinado a pensar que no fue el  Señor quien hizo el mar, sino un gran demonio negro. De ahí no sale nada bueno, a excepción de los peces y el espectáculo de Dios dirigiendo y gobernando sobre la tormenta (...). El mar, sí, el mar. ¡Esa gran puerta del infierno!
         Los hombres dichosos. Robert Louis Stevenson

Ignoraba por qué, cuando se hallaba en el mar, se sentía bien, pero no le importaba mucho averiguarlo.
         Yo mato. Giorgio Faletti

En ocasiones, el mar me embriaga más que el vino.
        La hija del samurái. Dominique Sylvain 

El mar es una elección. Siempre lo ha sido.
        La sinfonía del tiempo breve. Mattia Signorini
 

sábado, 13 de octubre de 2012

DEDICATORIAS


Dedico este libro a la impureza.
          Los peces de la amargura. Fernando Aramburu

Para los amores perdidos.
         Juegos de familiaIain Banks

Mi homenaje nostálgico a mi hermano Luís, el rey Luís,
y a mi hermana Glória;
Luís desistió de vivir a los veinte años
y Glória a los veinticuatro años también consideró
que vivir no valía la pena.
          Mi planta de naranja lima. José Mauro de Vasconcelos

A todos los muy buenos amigos muertos. Os echo de menos. 
         Sorry. Zoran Drvenkar

A la British Airways

AGRADECIMIENTOS
La British Airways de la dedicatoria es, efectivamente, la compañía aérea británica. A un retraso del vuelo Palermo-Londres del 2 de septiembre de 2000 debo la «iluminación» que me ha llevado a esta novela.
         La Mennulara. Simonetta Agnello Hornby

martes, 9 de octubre de 2012

SUPERSTICIONES (3)


La gente se aferraba a sus supersticiones. Los malvados recibirían su castigo, la justicia de Dios y cosas así.
          La excursión. Beryl Bainbridge

La superstición de los aniversarios.
         El ruido de las cosas al caer. Juan Gabriel Vásquez

Cortaban los pies a los muertos y los enterraban a su lado para que no regresaran a rondar a sus familiares por la noche.
          Hambre de perro. Christo Saprjanov

Apartó el tapiz con un dedo y debajo una araña correteó nerviosa. Estuvo a punto de apretar el tapiz para aplastarla, pero recordó que matar una araña significa la muerte de la propia madre.
          Purga. Sofi Oksanen

Dicen que el recién muerto cuida el cementerio hasta que muere el siguiente.
          En tierras bajas. Herta Müller

lunes, 8 de octubre de 2012

MACHISMO (2)


Si hubiera una tía buena y disponible esperando en lo alto del Monte Everest o en la Luna, ya tendríamos construido un ascensor de alta velocidad. Vuelos espaciales de cercanías cada diez minutos.
         Snuff. Chuck Palahniuk

– Hum... Hija mía, aunque se trata de cosas de las que no se habla habitualmente, no tengo más remedio que ponerte al corriente. Como tú sabes, nos casamos para fundar una familia, para tener hijos: ése es el más sagrado deber del matrimonio. Hay que hacer un esfuerzo, sobre todo nosotras, las mujeres. Tú no sabes todavía que los hombres son, al principio, un poco duros de soportar, pero tendrás que ser dócil, sumisa. ¡El ideal es quedar embarazada lo antes posible y tener en primer lugar un hijo varón.
(...)
– ¿Me escuchas, hija mía? Todas hemos pasado por eso, es nuestro destino común. En ese momento, no te muestres sorprendida. ¡Y nada de tonterías que puedan hacer de ti el hazmerreír de toda la comarca!
         El sorgo rojo. Ya Ding

Ésa es la clave del arte conyugal que permite preservar la solidez de nuestras familias desde hace miles de años: nunca hagáis preguntas incómodas. Jamás preguntéis a un hombre de dónde viene ni qué ha hecho. Jamás. Limitaos a constatar el hecho en forma de pregunta, mostrando, no sólo vuestra solicitud hacia él, sino también que su vuelta a casa es una especie de maravilloso milagro que no acabáis de creeros. Embargadas por la emoción, apenas os quedan fuerzas para constatar, con la punta de los labios, un hecho a tal punto maravilloso.
         El complejo de Di. Dai Sijie

Dice el proverbio árabe, «hay tres cosas insaciables: el desierto, la sepultura y la vulva de la mujer».
         ¿Por qué son saladas, las lágrimas? Jürgen Brater

Las mujeres y el mundo.
¡Qué difícil correspondencia se establece entre las mujeres y el mundo!
El mundo no quiere a las mujeres, pese a lo mucho que las necesita. La religión, la economía, la superstición... Todo juega en contra de las mujeres. Débiles, costosas, peligrosas. ¿Qué hacer con ellas? Matarlas es una opción barata. Esclavizarlas al menos rentabiliza su inútil existencia.
         El hombre del corazón negro. Ángela Vallvey
 

miércoles, 3 de octubre de 2012

lunes, 1 de octubre de 2012

HOMBRES (2)


Ella le contó que rompió a llorar el día de su nacimiento, al ver que había salido varón: «Pobre hijo mío, vas a tener que lidiar el resto de vida para tratar de ser alguien y evitar que llegues a ser nadie.»
         Agujeros negros ("Nadie desaparece del todo")Lázaro Covadlo

– ¿Me lo prometes?
– Te lo prometo
– ¿En serio?
– En serio
– ¿Seguro?
– Absolutamente. Confía en mí; soy un hombre.
         Juegos de familia. Iain Banks

¡Así son los hombres! Pedís perdón para vuestras culpas, y se lo regateais a los demás.
         Las bodas de Fígaro. Pierre-Agustin Caron de Beaumarchais

Los hombres sólo te dan lo que te dan, pensaba con la vista perdida en el interminable paisaje nevado, cuando saben que no pueden darte lo que deseas.
        Una esposa de fiarRobert Goolrick

Mi vecina pone límites a su propio descaro, posee un punto de autocontrol que la hace irresistible y a veces desesperante. Sobre todo para esa clase de hombres (concretamente, todos) que se dejan llevar por el vestuario y, con ejemplar simpleza, esperan encontrar a una mujer lasciva debajo de un vestido corto.
         Hacerse el muerto ("Teoría de las cuerdas"). Andrés Neuman