domingo, 28 de septiembre de 2014

EX LIBRIS (73)














Fragmentos de un libro futuro
José Ángel Valente 












Todos nosotros
Raymond Carver 












Nada grave
Ángel González

miércoles, 24 de septiembre de 2014

VACACIONES


Santo cielo... ¿Cómo se vivía antes, cuando no había vacaciones?
          Daisy Sisters. Henning Mankell

No sé que puede haber mejor que las vacaciones. Lo digo sin remordimientos, con la eterna nostalgia que me toma septiembre.
         El cielo de los leones ("Nada como las vacaciones")Ángeles Mastretta

Las vacaciones en general tienen algo de irreal, como si nada de lo que sucede en ellas tuviera importancia alguna.
         Karoo. Steve Tesich

Las sandías y las vacaciones se esperaban, se apetecían, se soñaban juntas.
         Cuentos republicanos ("Las sandías"). Francisco García Pavón

El vacío de los primeros días de vacaciones. Después de ese vacío, agradeces que ocurra algo.
         Casa de verano con piscinaHerman Koch

jueves, 18 de septiembre de 2014

CARPE DIEM (3)


Corrompía a cuantos le rodeaban con su grata filosofía de que nada importaba sino la diversión del instante.
         Noche en Bombay. Louis Bromfield

Cualquier momento puede ser el último. Sin la más mínima sospecha previa, en absoluta ignorancia, atravesará una pared invisible detrás de la cual ya no habrá nada, ni siquiera oscuridad.
           Tren nocturno a LisboaPascal Mercier (Peter Bieri)

Otra de las festividades importantes era la llamada Bella fiesta del Valle, que era similar a nuestra celebración del Día de los Santos. En ella, los antiguos egipcios honraban a sus difuntos visitando sus tumbas, comiendo y bebiendo alegremente ante ellas, recordando lo efímera que es la vida y la necesidad de disfrutarla mientras se pueda.
          Los secretos de OsirisAntonio Cabanas

Mientras vivas, satisface tu deseo, decían los egipcios, no hay vuelta atrás.
         Todo lo que hay. James Salter

El mejor momento no existe, criatura. La vida es ahora, siempre.
         Los cuerpos extraños. Lorenzo Silva

lunes, 15 de septiembre de 2014

CRÉETELO... O NO (13)


San Francisco: la capital homosexual

La bruma de San Francisco —esa niebla fría que, borrando identidades, pasa diariamente por la ciudad— explica mejor que nada por qué la ciudad es como es. Después de la Segunda Guerra Mundial, San Francisco era el punto principal de retorno de los marineros de servicio en el Pacífico. 




En alta mar, muchos de aquellos marineros habían adquirido hábitos amatorios que estaban muy mal vistos en tierra firme. De modo que aquellos marineros se quedaron en San Francisco, creciendo en número y atrayendo a otros, hasta que la ciudad se convirtió en la capital gay, en la Hauptstadt homosexual (...) . Fue la niebla lo que atraía a aquellos marineros, porque daba a la ciudad el carácter anónimo y cambiente del mar, y en tal anonimato el cambio personal era mucho más fácil.
         Middlesex. Jeffrey Eugenides

domingo, 7 de septiembre de 2014

ODIO (5)


La vida ya es demasiado triste como para amargarla además con odio.
         El Golem. Gustav Meyrink

Los odios del amor son insaciables.
         Insomnios y duermevelas (Papel en blanco, "Amorodio"). Mario Benedetti

Los hombres, en general, no solían comprender que es más fácil odiar que amar, y que el amor de los perdedores es el odio.
          LiquidaciónImre Kertész

La fortaleza del odio cuando acecha la duda.
         El bolígrafo de gel verdeEloy Moreno

El odio de quien, llegado un momento, se rebela contra sus opresores puede ser devastador.
         La luz en casa de los demás. Chiara Gamberale

lunes, 1 de septiembre de 2014

BELLEZA (7)


– ¿Es la belleza?
– ¿Qué?
– ¿La culpa la tiene la belleza? ¿Qué es la belleza?
– No sé, pero la reconozco.
         Yo confiesoJaume Cabré

La belleza del día los estaba aguardando.
         Testamento mortal. Donna Leon

Sentía un cansancio febril ante la belleza exagerada.
         El día antes de la felicidadErri De Luca

A cada uno su senda; y también su meta, su ambición si se quiere, su gusto más secreto y su más claro ideal. El mío estaba encerrado en la palabra belleza, tan difícil de definir a pesar de todas las evidencias de los sentidos y los ojos.
         Memorias de AdrianoMarguerite Yourcenar

La belleza que el ser humano ha sido capaz de crear pese a tantas desgracias y sacrificios.
         Saramago. Una mirada triste y lúcida. Andrés Sorel