jueves, 30 de octubre de 2014

EX LIBRIS (74)














Luz en la arena
Roger Wolfe


 











Todo lo que hay
James Salter












El faro del Blackwater
Colm Tóibín  

 

viernes, 24 de octubre de 2014

SILENCIO (5)


El verdadero silencio, el solemne silencio de los antiguos bosques, no comparable a ningún otro en el mundo y que muy pocos hombres han oído.
         El secreto del Bosque ViejoDino Buzzati

El bosque se extendía a su alrededor en un profundo silencio, ése que uno encontraría en el fondo de un lago.
         Heridas bajo la lluvia ("El clan sin nombre"). Stephen Crane

El silencio de un cementerio en verano es como ningún otro silencio del mundo.
         Mapa de los sonidos de Tokio. Isabel Coixet

Era el último paso del otoño, después vendría la nieve y su magnífico silencio. No hay otro que merezca el nombre de silencio, aparte del de la nieve sobre el tejado y sobre la tierra.
         El peso de la mariposa ("El peso de la mariposa"). Erri De Luca

Ese maravilloso silencio de los días de niebla.
        Segundo abecedarioJosé Jiménez Lozano

domingo, 19 de octubre de 2014

MÚSICA (4)


Música hecha de espuma y luz lunar.
          Ann Vickers (cárceles de mujeres)Sinclair Lewis

Mi padre pensaba que la música es la voz de Dios.
         Una esposa de fiarRobert Goolrick

Cuando suena música no estoy solo.
         El buen hijoÁngeles González-Sinde

Deseó saber tocar un instrumento. Deseó estar en condiciones de construir un mundo alternativo con la música.
         Luna heladaJan Costin Wagner

La música, el arte supremo, es una de las pocas cosas que hacen que todo esto sea llevadero.
         Luz en la arenaRoger Wolfe

martes, 14 de octubre de 2014

SUICIDIO (5)


Se había prometido a sí mismo que el día en que empezara a notar los primeros síntomas de senilidad pondría en orden sus cosas y dejaría este mundo con la mayor dignidad posible.
         La variable humanaRodrigo Martín Noriega

Se encamina hacia su muerte en un estado de terror y gélida agonía, caminando a tientas a lo largo de las rocas, ocultas bajo las oscuras aguas marrones a su alrededor, golpeándole el horror de pensar lo que le está haciendo a los que la sobrevivirán, acosada por el miedo ante la idea de que, después de todo, pudiera existir un Dios estúpido, vengativo y ejecutor, un Dios definitivamente no mejor que el hombre, un Dios que castiga aún más a aquellos tan perdidos como para quitarse sus propias vidas en primer lugar. ¿Y si todo ese disparate es cierto? ¿Y si la fantasmagórica palabrería cristiana está basada en la realidad?
         Juegos de familiaIain Banks

En aquel momento sentí que sólo existía una verdadera forma de protestar contra el horror de la vida, y constituía en arrojarle a Dios Su don.
         Amor y exilioIsaac Bashevis Singer

A veces me digo que los estoicos tenían razón. Un buen modo de acabar con todo es degollarte a ti mismo.
         Esta casa en llamas. William Styron

Apenas comprendía que pudiera abandonarse un mundo que me parecía hermoso, y que  no se agotara hasta el límite, pese a todos los males, la última posibilidad de pensamiento, de contacto y hasta de mirada.
         Memorias de AdrianoMarguerite Yourcenar

jueves, 9 de octubre de 2014

FE (4)


No era la primera vez que algún supuesto anticlerical descrubía ser temeroso de Dios en la hora postrera. Una vez en la cruz, todos los ladrones se volvían buenos.
         La acabadora. Michela Murgia

Ante todo, hay que creer, pues si no se corre el peligro de no creer jamás. Ni Dios mismo se digna en convencer a los incrédulos. Ya no es tiempo de milagros. El único milagro somos nosotros mismos, es la fe. «Cree y el cielo te hará creer.»
         El infiernoHenri Barbusse

¿Por qué tanto hincapié en lo externo? La fe, ¿no es algo que se lleva dentro?
         India. Vidjadhar Surajprasad Naipaul

La gente no reza porque tenga fe, sino para tener fe.
         Técnicas de iluminación ("Manchas solares"). Eloy Tizón

No se concibe que la fe haga de un hombre un cobarde. 
         Silencio. Shusako Endo 
 

viernes, 3 de octubre de 2014

HUIR (5)


Quien huye de sí ve constantemente la sombra de su enemigo pisándole los talones y no puede dejar de correr hasta que revienta.
         Yo confieso. Jaume Cabré

La necesidad de huir.
         El bolígrafo de gel verdeEloy Moreno

Cuando empiezas a correr, ya no puedes parar.
         Salvajes. Don Winslow

Pero si lo tenemos todo, ¿De qué huimos?
         Las sintaxis del corazón (de lecturas y escritores). Purificación Cavia
         Tamayo

¿Para qué huir un poco pudiendo huir del todo,
dejar la angustia definitivamente,
en lugar de limitarnos a engañarla brevemente,
el tiempo justo de cambiar de compañera o de ciudad?
         Los ojos del halcón maltés. Poemas sobre cine ("Al final de la escapada").
         David Jou