miércoles, 27 de mayo de 2015

EX LIBRIS (81)















Las trampas del tiempo
José Cereijo 












Samarkanda
J. Ricart 













Palabras contenidas
José Luis García Herrero

 

sábado, 23 de mayo de 2015

MACHISMO (4)


¡El amor es un truco que se inventaron los hombres para no tener que lavarse la ropa!
         La verdad sobre el caso Harry QuebertJoël Dicker

—Toda malicia es nada comparada con la malicia de una mujer (...)
—¿Qué?
—Eso dice un manual de inquisidores.
         La sangre de los crucificadosFélix G. Modroño

 No hay que casarse con todo lo que uno embaraza.
          Donde hay niladDéborah Puig-Pey Stiefel

Satanás se sirve de la mujer, con permiso especial de Dios, para castigar al hombre por los pecados que comete.          
         Historia de la Brujería en España. Joseph Pérez

Dios, en su infinita sabiduría, ha organizado el mundo de modo que las criaturas inferiores sean más felices cuando pueden servir y obedecer a las superiores. No hay más que observar la relación entre niños y adultos. O entre hombre y mujer.
          PetirrojoJo Nesbø

miércoles, 20 de mayo de 2015

EL MAR (6)


Aunque soy hombre de tierra adentro, o precisamente porque lo soy, necesito ver el mar de cuando en cuando.
         HumoFrancisco Javier Martín Abril

El mar tiene muchas voces,
muchos dioses y muchas voces.
         Poesías reunidas 1909/1962 (Cuatro cuartetos, "Las Dry Salvages").  
         Thomas Stearns Eliot

Solo el murmullo del mar seguía arrullando a quien desea dormir.
        El caso tequila. Francisco Gerardo Haghenbeck

La anchura, la tristeza sin fin del mar.
        Silencio. Shusako Endo

El mar nunca te aburre: siempre es igual, pero siempre es diferente.
         El Club del Amanecer. Don Winslow 
 

miércoles, 13 de mayo de 2015

CRÉETELO... O NO (14)


Santa Wiborada
El ala del edificio denominada de Wiborada estaba en las profundidades de los sótanos y, debido a su nombre y al relicario oculto que albergaba, me recordaba a Wiborada, una ermitaña que en el principio de los tiempos había tenido una visión, en la cual una horda de ladrones y asesinos se acercaba al monasterio. Así, los monjes cogieron sus misales, las biblias y los textos clásicos y huyeron hacia los bosques de las montañas. La propia Wiborada, sujeta a un voto de reclusión, aguantó en el monasterio vacío orando, cantando y agradeciendo a Dios su martirio, pues también había presagiado que ella tendría que pagar la salvación de los libros con su sangre. Cuando los hunos, una turbamulta a caballo procedente de la estepa húngara, entraron en la abadía, no encontraron más que a una pobre mujer canturreando salmos. Al considerar que les habían robado el botín asesinaron a hachazos a aquella devota. Poco después del cambio de milenio ella fue santificada y desde entonces, es decir, desde hace más de mil años, santa Wiborada, la canonesa descuartizada a hachazos, es la patrona de todas las bibliotecas y de las personas relacionadas con los libros.
         La señorita Stark. Thomas Hürlimann




jueves, 7 de mayo de 2015

SUEÑOS (6)


Si los sueños conseguidos defraudan y decepcionan, los sueños falsos y engañosos dejan en el alma una amargura y una melancolía sobrecogedoras.
         Paradoja del interventorGonzalo Hidalgo Bayal

¿Qué puedes comprar con un sueño?          
         El señor PipLloyd Jones

Tal vez había sido mejor que aquello que soñamos no se hubiera hecho realidad.
         El mal de Montano. Enrique Vila-Matas

Confieso que no soy un hombre de experiencias. Nunca partiré para las Ítacas, sueño que envenena.
         Nombrando el porvenir (Poesía 1970-1977), "Literatura". Miguel Suárez

Quien quería hacer realidad sus sueños debía vivir también con ellos.
         La verdad y otras mentiras. Sascha Arango

domingo, 3 de mayo de 2015

LOCURA (4)


Vuélvete loco, pero no pierdas la razón.
        Las nieves azules. Piotr Bednarski 

 La locura no es más que la absoluta renuncia a la libertad.
         Sombras sobre el HudsonIsaac Bashevis Singer

¿Se puede descubrir en la mirada, como una mota de polvo o un rayo de luz, el brillo peculiar de la locura?
         Esta casa en llamas. William Styron

Todos los locos están protegidos por los dioses.
         Kim. Rudyard Kipling

¿Dónde está la diferencia entre hacer una locura o volverse loco?
         El bolígrafo de gel verdeEloy Moreno