lunes, 27 de junio de 2016

EX LIBRIS (93)














El crimen de lord Arthur Savile
y otros relatos
Oscar Wilde

 











Cuentos completos
José Maria Eça de Queirós

 











Kwaidan
Lafcadio Hearn

 

jueves, 23 de junio de 2016

ESPERANZA


El veneno de la esperanza.
        Apuntes de medicina interna. José Manuel de la Huerga

Hemos pasado la vida arrancando ortigas y sin embargo cada vez vuelve a crecer la esperanza y con ella el cálculo y el miedo.
         Poesía sin fin (No basta decir, "Como el buey arando la tierra"). Alejandro
         Jodorowsky

La esperanza soporta cualquier contingencia.
         Si te comes un limón sin hacer muecas ("El viaje"). Sergi  Pàmies

Esperar la desdicha,
¿es una forma de esperanza?
La menos peligrosa, en cualquier caso.
La que no puede defraudarnos nunca.
          Nada grave ("Siempre la esperanza"). Ángel González

Verde es el veneno de la esperanza.
         Samarkanda ("Epigrafías") . J. Ricart

sábado, 18 de junio de 2016

LA HISTORIA (2)


La historia de la humanidad es una interminable sucesión de ocasiones perdidas.
         El viaje del elefanteJosé Saramago

Cualquier libro de historia no constituía más que un relato de asesinatos, torturas e injusticias; cualquier periódico estaba bañado en sangre y vergüenza.
         Amor y exilio. Isaac Bashevis Singer

La historia es el recuento de la discordia
que no termina nunca.
         El silencio de la luna (Circo de noche, "Las jaulas"). José Emilio Pacheco

Existen dos tipos de Historia (...). Una se escribe en detalle y se convierte en libros, la otra queda sin escribir para siempre. Todo el mundo la conoce, pero nadie se atreve a ponerla en palabras.
         Chowringhee. Sankar (Mani Shankar Mukherjee)

La manera de enseñarnos Historia era insoportablemente pesada; todo lo que nos explicaban sonaba a falso porque todo era mentira.
         Confesiones de un burgués. Sandor Márai

lunes, 13 de junio de 2016

CRÉETELO... O NO (15)


Pan de azúcar (Río de Janeiro)

¡A la tía Palma le hace gracia el nombre de «Pan de Azúcar»! ¡Qué idea! ¡¿De dónde lo habrán sacado?! Se sorprende porque sé que fueron los tupinambás, los primeros habitantes de la región, los que lo bautizaron como «Pau-nh-açuquã» que, en tupi guaraní, quiere decir «colina alta, aislada y puntiaguda», pero que los portugueses tradujeron erróneamente como «Pan de Azúcar (Pão de Açúcar)». La tía Palma discrepa: «Erróneamente, no. Poéticamente». Tiene razón. Empiezo a creer que realmente la colina parece un bollo de pan. ¡Ahora, hay que esperar a que haya un poco de nieve en la cumbre y el nombre será perfecto!
          Arroz de Palma. Francisco Azevedo


 

martes, 7 de junio de 2016

VENGANZA (2)


La venganza coloniza nuestros pensamientos. Las historias que nos cuentan en la televisión, el cine o las novelas suelen girar en torno a la venganza. ¿Por qué tanta insistencia? Porque en realidad la venganza nunca llega a materializarse.
         Quién fuera DiosTibor Fischer

La venganza tiene razón y sentido mientras no se cumple. Cuando se sabe cumplida, con razón o no, se revela brutal.
         El bosque perdido ("El oso"). Emilio Gavilanes

Lo único verdaderamente útil, justo, revolucionario, es la venganza. Las palabras se olvidan sin dejar huella.
Las heridas, por el contrario, dejan cicatrices.
          Las vidas ajenasJosé Ovejero

La venganza no debería hallar obstáculos.
         Hamlet. William Shakespeare

La venganza es un lujo que no siempre se puede uno permitir. 
         Franz y Greta. David Cameo (Pablo Tusset)

miércoles, 1 de junio de 2016

EL OLVIDO


Prefiero la muerte al olvido.
          FirminSam Savage

Hay cosas que no se olvidan jamás.
Ya quisiera uno que fuese posible.
         El  Club del Amanecer. Don Winslow

Por suerte la capacidad de olvido del ser humano es prácticamente ilimitada y gracias a eso se vive.
         Técnicas de iluminación ("El cielo en casa"). Eloy Tizón

¿Dónde se van los recuerdos que se olvidan?
         Luz en la arena. Roger Wolfe

La tumba sin flores del olvido.
         Los mundos y los días (Necrofilia, "Cómo te defiendes de mí..."). Luis 
         Alberto de Cuenca