martes, 27 de septiembre de 2016

EX LIBRIS (95)















Matemos al tío
Rohan O`Grady (June Skinner) 













Oryx y Crake
Margaret Atwood 













Hotel del Norte
Eugène Dabit


miércoles, 21 de septiembre de 2016

SUPERSTICIONES (6)


Llama que no se apaga al soplarle, quiere decir dueño de amores que no se gastan.
         El cielo de los leones ("Tercas batallas")Ángeles Mastretta

Ponerse ropa nueva los miércoles por la mañana es de buen agüero.
          Kim. Rudyard Kipling

Sabía que había supersticiones sobre tocar a los muertos. También sabía que, según una de ellas, si tocabas a un muerto nunca volvías a estar solo.
         Al pie de la escalera. Lorrie Moore
  
La madera de caoba es el único material que ahuyenta al diablo, las tentaciones sensuales, musicales, del diablo.
         Papá murió hoy. Telmo Herrera

La mente humana, incluso la más lúcida, conserva siempre un rincón sombrío, donde se acurrucan las horribles quimeras de la credulidad, donde se aferran los murciélagos de las superstición.
        Avatar - Jettatura ("Jettatura"). Théophile Gautier

sábado, 17 de septiembre de 2016

DERROTA (2)


La voz de quien da finalmente una batalla por perdida.
         Una guerra africana. Ignacio Martínez de Pisón

Derrotas invisibles.
         Los extraños ("Reaparición y muerte de nuestro tío Alberto"). Vicente
         Valero

Sin saberlo, o sabiéndolo, todos estamos llamados al combate y existen mil maneras de sufrir una derrota.
         Viaje de invierno. Amelie Nothomb

La derrota es mejor recibida cuando al menos uno está cansado.
         La librería. Penelope Fitzgerald

Tuve que tomar conciencia del simple hecho de que el ser humano es, tanto física como moralmente, un ser totalmente entregado.
         LiquidaciónImre Kertész 

lunes, 12 de septiembre de 2016

ESCRIBIR (6)


Lo que no se escribe se pierde sin remedio.
         El balcón en invierno. Luis Landero 

Llega un día en que adviertes que todo es un sueño, que solo las cosas conservadas por escrito tienen alguna posibilidad de ser reales.
         Todo lo que hay. James Salter

Un novelista tiene que escribir no sólo con el pensamiento, sino con todas las células de su ser; (...) en su vida no puede pasar nada que, antes o después, termine abriéndose paso en su obra.          
         La vida resguardada. Ellen Glasgow

Tres folios, lo justo para pagar la cuenta semanal del supermercado ("Esta mañana tengo que escribirme seis mil pesetas", decía González Ruano).
         Sexteto de Madrid y otros cuentos ("Fiebre"). José Manuel Benítez Ariza

Los escritores ya no se hacen a sí mismos, sino que los fabrica el propio mercado y sus grupos y altavoces mediáticos.
         Retrato de un hombre libreAgustín García Simón

lunes, 5 de septiembre de 2016

AMISTAD (2)


Y los amigos siempre se van.
Son viajeros en los andenes.
         En resumidas cuentas. Antología (Desde entonces, "En resumidas
         cuentas"). José Emilio Pacheco

Entre
las habilidades peligrosas
la habilidad en encontrar amigos
           El viento y la hoja. Abbas Kiarostami

De adulto ya no se tienen auténticos amigos.
         El cuerpo humano. Paolo Giordano

La más pequeña confidencia es un atajo en el camino de la amistad.
        Memorias de una enanaWalter De la Mare

Las heridas
de la amistad no cicatrizan nunca 
         Los mundos y los días (El otro sueño, "El espatario"). Luis Alberto de
         Cuenca

viernes, 2 de septiembre de 2016

ODIO (6)


También el odio requiere ser correspondido para perdurar.
          La muerte del adversario. Hans Keilson

Nada mejor que el odio frío para contrarrestar la quemazón de la congoja.
          Lágrimas en la lluvia. Rosa Montero

¿En quién vivirá él cuando al fin muera?
En el buitre del odio,
lo único vivo que le sobrevuela.
         Nada grave ("Comió a sus muertos..."). Ángel González

¿No es el odio compartido uno de los vínculos más fuertes en la naturaleza humana?
         Diario de una dama de provincias. E. M. Delafield

Los años pasan (...), pero el odio queda. Queda y quema.
         Una novela de barrio. Francisco González Ledesma